Eco-adoquines

Ecoadoquines: transformando contaminantes de relaves mineros, mejorando espacios públicos

by / comentarios / 13 View / 10 marzo, 2017

No es ninguna novedad a estas alturas, que en muchas zonas, localidades, pueblos y barrios de la región de Atacama, existen una gran cantidad de relaves mineros sin cuidado alguno, muchos de ellos abandonados, lo que provoca un daño inmediato a las poblaciones cercanas, especialmente cuando el seco y fino polvo del relave es aspirado por la población día tras día, año tras año. Esta situación ocurre en este mismo momento y hace décadas. Sin embargo, están surgiendo algunas iniciativas que se están haciendo cargo de este grave problema.

Para intentar paliar en algo esta grave situación social y ambiental, surge así el innovador proyecto liderado por Gonzalo Campusano, presidente del gremio de pirquineros de Tierra Amarilla, agente clave en el aporte comunitario de su localidad. Hablamos de los Ecoadoquines, proyecto que generará adoquines producidos con material de relaves mineros, con el objetivo de minimizar estos puntos contaminantes y ser un aporte en la recuperación de espacios comunitarios. Además de disminuir los puntos contaminados por relaves utilizándolos como materia prima para construir dichos adoquines.

“La idea surgió hace mucho tiempo, cuando andábamos consultando por una planta para que los pequeños mineros se auto sustentarán con su planta propia”, dice Gonzalo. “Conocimos a unos chinos con los cuales encontramos una planta que sacaba 5 cinco tipo de minerales, pero lo más novedosos era que esa máquina hacía bloques de relaves, y ahí quedó la idea dando vueltas”.

Este proyecto es uno de los cinco proyectos ganadores del programa Inventa Comunidad, iniciativa que busca desarrollar innovaciones de carácter social en la zona y que convocó Minera Candelaria junto a Chrysalis Atacama y que busca entregar a la comunidad recursos y herramientas para mejorar sus entornos a través de proyectos de innovación social.

Gonzalo comenta que el año pasado crearon una aldea ecológica, con cerca de 80 familias, con la intención de descontaminar el lugar. Analizarán los relaves más cercanos a la población, con análisis químicos, para que este encapsulamiento en adoquines no sea dañino para la población.

.

Recuperando y descontaminando espacios públicos

“Recuperar los espacios públicos es otro de nuestros grandes objetivos con este proyecto”, relata Gonzalo. “Los niños juegan al lado de los relaves!!!, la idea es poner allí mismo los adoquines, crear la mejor fórmula para que no contamine”. Gonzalo explica que el material de relave, el polvo seco y fino, lo encapsulan con cemento y cal, y con la dureza que se obtiene se elimina la posibilidad de contaminar. “Se puede jugar mucho con la imaginación y cambiar nuestro entorno, lugares, crear áreas verdes y recuperar en beneficio de la comunidad”.

Gonzalo comenta que incluso en ciertas zonas en el patio de las casas hay relaves, y son precisamente esa zonas las que desean intervenir con mayor urgencia y hacer los adoquines.

“Toda la comunidad se ha manifestado muy positivamente con el proyecto y que salga adelante, para que puedan ser beneficiados lo más pronto posible”, dice Gonzalo. “Son más de 30 años de contaminación y nadie hace algo al respecto, sigue en el patio de las casas. Esperamos que esta primera etapa sea la punta del iceberg para acabar con toda esta contaminación. Hay muchas otras zonas donde difundir y hacer pruebas, prototipos, plazoletas con estos ecoadoquines”.

Gonzalo explica que algunos estudios se harán junto a Candelaria y sus expertos, también con la Universidad de Atacama realizarán los análisis de barrido y rayos X. “Nos contactaremos con gente de la Universidad de la Serena, para tener la opinión de ellos también, porque necesitamos tener la mayor cantidad de análisis posibles, y tener autoridades que nos respalden”.

En Chile este proyecto es pioneros. Sin embargo, en Perú ya están instalados desde el 2010, ellos ya han realizado prototipos de este tipo de adoquines. “Las buenas ideas se copian”, dice Gonzalo.

“Pensamos crear una pequeña planta con apoyo de Corfo y poder empezar a trabajar, e ir sumando a Municipalidades y tratar de abarcar la mayor cantidad de relaves que están abandonados, que son los que contaminan, porque están secos, la brisa lleva esto a la población y genera un daño enorme de contaminación silenciosa”.

.

.

Fuentes: www.noticiasdeatacama.cl